La cruda, caña, guayabo o simplemente resaca. Efecto que después de beber mucho, es un sensación odiosa que nos hace lamentar lo vivido con el alcohol hace unas horas atrás. Y fuera de eso, una peligrosa condición a la hora de estar detrás del volante.

Si tu creías que solamente manejar ebrio es arriesgado para tu vida y la de los demás, también lo es cuando andas con la ‘caña’.

Publicidad

Por lo mismo, Ford encargó una investigación para verificar los riesgos de conducir la mañana posterior a la ingesta de alcohol, cuando muchos conductores todavía sienten sus efectos, y creó un traje para simular las reacciones del cuerpo humano en esas condiciones.

Vean el video:

En el Reino Unido una de cada diez detenciones por conducir bajo los efectos del alcohol ocurre entre las 6 y las 8 de la mañana. La investigación apuntó que el domingo es el día en que más personas tienen resaca y las 11 de la mañana es el horario peak de sus efectos.

Conducir un vehículo con resaca

Manejar en esta situación presenta un riesgo que puede ser tan alto como conducir borracho, ya que probablemente esa persona no durmió y su tiempo de reacción se vio afectado.

El traje de resaca, desarrollado por el renombrado Instituto Meyer Hentschel, en Alemania, consta de lentes con deficiencia visual, que dan la sensación de visión borrosa, baja concentración e hipersensibilidad a la luz.

Ciencia loca: crearon un traje que simula efectos de la resaca (a.k.a. caña)

Esto se complementa con un gorro que simula mareos y fuertes dolores de cabeza; audífonos que reproducen sonidos pulsantes para imitar la migraña; y un set de chaleco, muñequeras y tobilleras con peso, que afectan el equilibrio, disminuyendo también la movilidad.

Escrito por: 

Send this to a friend