Ha sido un mal año para Uber. Lo hemos dicho antes y lo decimos ahora. A la salida de competencia, el cierre de puertas en países estratégicos como Inglaterra, hackeo y los múltiples escándalos (incluso sexuales), han hecho que este 2017 sea para el olvido.

Lamentablemente pareciera que la compañía se esfuerza en darle un broche de oro a estos infortunios. Recientemente actualizaron sus términos y condiciones de uso, teniendo uno de los puntos más polémicos de los últimos tiempos.

Publicidad

Ahora Uber no se hará responsable de lo que te ocurra en tus viajes.

‘Limitación de responsabilidad’ en Uber

En el punto #5 de sus nuevas condiciones, la compañía dice que no presta garantía a la fiabilidad, puntualidad, calidad, idoneidad o disponibilidad de los servicios.

Mal: nueva política de Uber dice que no se hacen responsables por nada

Además no son son responsables de garantizar calidad, idoneidad, seguridad o habilidad de los socios conductores (denominados en este acuerdo: ‘terceros proveedores’). Junto con esto, uno como usuario, acepta todo riesgo de lo que pueda suceder al usar el servicio.

Y esto no queda acá. Citamos textual:

“Uber no será responsable de daños indirectos, incidentales, especiales, ejemplares, punitivos o emergentes, incluidos el lucro cesante, la pérdida de datos, la lesión personal o el daño a la propiedad, ni de prejuicios relativos, o en relación con, o de otro modo derivados de cualquier uso de los servicios, incluso aunque Uber haya sido advertido de la posibilidad de dichos daños.” 

A la no absoluta responsabilidad por nada directamente, la compañía termina obligándote a aceptar que ellos no tienen responsabilidad alguna hacia ti en relación con cualquier servicio de transporte, bienes o logístico. Incluyendo el hecho que también validas que el chofer puede no tener permisos o experiencia profesional. ¿Qué tal?

¡Ah! Y si se te quedó algo en el vehículo después de un viaje, tendrás que pagar para que te lo vayan a dejar.

ACTUALIZACIÓN (21 de diciembre de 2017)

Uber nos hizo llegar su respuesta a estos cambios, indicando que varios de ellos ya eran parte desde el 2015 y sólo algunos se modificaron. Tome nota de lo siguiente:

“La compañía actualizó los términos y condiciones para usuarios en América Latina, específicamente en los países de habla hispana. Los únicos puntos que se actualizaron son:

  • El domicilio de la entidad de Uber.
  • Nuevos elementos de verificación de identidad que pueden exigirse a los usuarios por ejemplo, vinculación de sus cuentas de Facebook en los casos de pago en efectivo; para dar mayor certidumbre de la identidad de los usuarios y mejorar la seguridad de todos. Esta herramienta fue incorporada en nuestra plataforma en septiembre de 2017.
  • Los términos de pago, incluyendo hacer más visibles las tarifas de limpieza y objetos perdidos para dar mayor transparencia conforme a la retroalimentación de usuarios y socios conductores.

El resto de la información contenida en los términos y condiciones permanece como la versión de diciembre de 2015.”

Escrito por: 

Send this to a friend