Hace tiempo que ya sabíamos algo sobre los vehículos autónomos: no hay vuelta atrás para ellos. Y para reafirmar esta sentencia, Uber acaba de hacer una de sus más grandes inversiones que justamente apunta a este tipo de tecnología.

Desde hace tiempo que la compañía de ‘tecnología en transportes’ está trabajando con Volvo para el desarrollo de sus anhelados autónomos nivel 4. Eso ya está absolutamente avanzando al igual que lo que hace Waymo de Google. Pero faltaba algo más; comprar los vehículos para implementarles el sistema creado.

Publicidad

El romance entre Volvo y Uber

Recientemente el amor entre la automotriz y la proveedora de servicios se acrecentó. Uber efectuó el compromiso de compra por más de 24.000 automóviles XC90 de Volvo para los años 2019 y 2021. ¿Cuánto le costó esto? La no despreciable suma de 1.000 millones de dólares.

A partir de este momento, se podría decir que Uber ya es dueña de sus propios vehículos, lo que significará una nueva revolución en la industria automotriz. Esto porque los ‘taxis robot’ serán la próxima mina de oro, abaratando costos para la empresa y los usuarios, además de eliminar de raíz el más grande problema para Uber: el humano.

Uber hará una compra pequeña: 1.000 millones de dólares en autos Volvo

Cabe destacar que el acuerdo amarra a Volvo a reemplazar estos 24.000 automóviles, según el desgaste o la creación de un nuevo modelo. Así la compañía le entrega el ‘hardware‘ y Uber le implementa su ‘software‘ a estos.

De todas maneras la millonaria compra no incluye un contrato de exclusividad. Si bien el romance crece entre ambos, pueden darse besitos con otras empresas. Lo que significa que Uber puede comprarle a otras empresas y Volvo vendérselos a quien desee.

Escrito por: 

Send this to a friend