Le Trung es un inventor conocido a nivel mundial por sus trabajos en robótica e inteligencia artificial. Ahora claramente eso lo podemos destacar siempre, porque es “seco” (es decir idóneo en lo que hace), pero lo triste de la noticia es que reconoce y cuenta que pasó la navidad con la mujer más importante en su vida, su robot Aiko (el que no se acuerda de Aiko, lea este escrito).

La cosa no queda solo en pasar la navidad con un robot, sino que también en comprarle regalos porque (textual): “Aiko es como cualquier mujer, disfruta teniendo ropa nueva y yo disfruto comprándole cosas a ella…”.

Publicidad

No sé en qué nivel clasificar esto, quizás sea una técnica estratégica para promocionar su creación, pero con cada frase que sale de la boca de Trung, queda peor parado de lo que ya está; “Ella me ayudó a elegir que íbamos a cenar y sabe qué me gusta beber…”.

Y después de comer, SE REUNIÓ CON SUS PADRES PARA INTRODUCIRLA Y JUGAR JUEGOS DE MESA CON ELLOS.

OMFG! Por favor que alguien lo salve.

Escrito por: 

Send this to a friend